Naranjas Lanelate, las tardonas pero dulces naranjas de Castellón

A finales de enero es el momento de comenzar a recolectar la variedad Lanelate, una naranja de recogida tardía que podemos disfrutar desde este mes hasta bien entrado mayo. Se trata de una variedad muy dulce y que resulta ideal para ser consumida en mesa o en un excelente zumo que hace disfrutar a la persona que lo toma por su sabor y el frescor que aporta al degustarlo.

Es una naranja con una forma muy redondeada, que tiene una piel fina y que sale fácilmente. Se suele decir que en la familia de las naranjas Navel, la más adecuada para consumir de esta manera es la Navel late, aunque la Lanelate suele estar a la par de sabor, textura y resulta tan agradable como aquella a la hora de consumir.

La Lanelate suele aguantar muy bien en el árbol, por lo que aguanta perfectamente en la rama hasta el momento de su recogida. También suele ocurrir que su dulzor aumenta a medida que pasa el tiempo, por lo que es fácil encontrar naranjas más dulces en momentos más tardíos de la producción.

Se trata de una variedad que surgió de una evolución de la variedad Washington Navel, se detectó en el año 1950 en Australia y fue introducida en España en la década de los años 80. La ausencia de semillas, su excelente sabor y su versatilidad, con la posibilidad de ser consumida en zumo, hace que sea una excelente opción para disfrutarla en el fin del invierno y el inicio de la primavera.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR