Receta: Alcachofas con almejas

Ya hemos comentado en otros artículos que las alcachofas son ideales para acompañar a muchos otros ingredientes, incluso a algunos que no parece que son muy compatibles con ellas. En este caso vamos a hablar de una receta que une alcachofas con almejas, un molúsculo que casa muy bien con el intenso sabor de la alcachofa. Al igual que ocurre con la receta de alcachofa con mejillones, la combinación de sabor es muy agradable y este plato puede convertirse en un excelente entrante en cualquier comida o cena.

Hay varias especies de almejas, unas más grandes y otras más pequeñas, que tienen un sabor más o menos similar, pero con características y matices que dan forma a la diferencia entre una y otra. Sea del tipo que sea, permite que se trate de un plato delicioso y que gustará a todos.

La receta de alcachofas con almejas permite tener un plato muy sabroso y que puede convertirse en un entrante muy agradable en cualquier cena o comida

Estos son los ingredientes que se necesitará para elaborar la receta de alcachofas con almejas para cuatro personas:

– 4 alcachofas

– 2 Dientes de ajo

– 1 Cucharada de harina

– 1 Vasito de vino blanco

– 150 Gramos de almejas

– Aceite de oliva

– 1/2 Litro de agua

Lo primero que hay que hacer es calentar una cucharada de aceite de oliva y poner a sofreír los ajos, dejando que se doren ligeramente. Se puede añadir un poco de pimentón dulce o picante. En cuanto se hayan sofrito ligeramente el ajo, se añadirá la harina, dejando que se mezcle bien con los ajos y se espese bien. Inmediatamente después se añadirá el vino blanco, removiendo bien para que se mezcle todo correctamente. Hay que dejar que el alcohol se evapore y se reduzca su presencia.

En esta mezcla se añaden las almejas, dejando que se abran completamente. Una vez se han abierto todas, se han de sacar de la cazuela y reservar. Mientras se abren las almejas, se han de tener listas las alcachofas. Primero, se han de retirar las hojas externas y cortar la parte superior, dejando el corazón libre. Se trocearán cada uno de ellos en cuatro partes y una vez retiradas las almejas, se han de añadir al caldo, para que se cuezan.

En cuanto se comprueba que las alcachofas están cocidas, se han de añadir de nuevo las almejas. A los pocos minutos se ha de retirar del fuego y emplatar. Preferiblemente, es mejor hacer en una cazuela de barro en el centro de la mesa, acompañado con un poco de perejil espolvoreado. ¡Buen provecho!

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR