Receta: Alcachofas con salsa

La alcachofa es un vegetal que tiene muchas  cualidades y que resulta ser un ingrediente muy agradable y muy versatil para confeccionar platos muy agradables. Hoy vamos a preparar una alcachofas con salsa, un plato económico, fácil de hacer y muy nutritivo. Para hacerlo, es mejor utilizar alcachofa de Benicarló, una variedad que puedes encontrar en la tienda de Naturverd, siempre en temporada, claro.

La parte comestible de la alcachofa está situada en la parte central, que es la parte más carnosa y agradable al paladar. Por eso, se ha de retirar las hojas más exteriores, que son las más duras. Hay que retirar las más duras y en cuanto queden al aire las más tiernas, ya no es necesario quitar más.

La alcachofa tiene la parte comestible en la parte central, por lo que hay que retirar las hojas más externas, muy duras e incomestibles

Para hacer el plato que nos ocupa hoy, vamos a tener que preparar:

– 10 Alcachofas de Benicarló

– 1 Cebolla

– 1 Puerro

– 2 Huevos

– 3 Dientes de ajo

– 1/2 Vaso de vino blanco

– Harina

– 150 Gramos de bacon

– Aceite de oliva

Primero se han de preparar las alcachofas, tal y como hemos comentado antes, retirando las hojas externas. Mientras se preparan, se puede comenzar a hervir agua para los huevos. Una vez los huevos están cocidos, hay que poner a cocer los corazones de alcachofa. Estos han de estar en el agua hirviendo durante unos 25 minutos con un poco de sal. Para tener controlado el estado de cocción, se ha pinchar la alcachofa para comprobar si ya está tierna y lista para comer.

Mientras se cuecen las alcachofas, se ha de trocear el puerro junto con la cebolla. Se han de colocar en una sarten, en la que previamente habremos puesto un chorrito de aceite de oliva. Cuando la verdura está rehogada, se añade el bacon troceado en tiras. En cuanto este está un poco dorado, se ha de añadir la harina y el vino blanco, junto con un poco del caldo en el que se han cocido las alcachofas.

Una vez las alcachofas están cocidas se han de trocear en cuartos o por la mitad, como se prefiera y añadir al sofrito, dejando que se rehoguen bien. Hay que dejar que estén unos minutos en la cazuela, dejando que se junten los sabores y se calienten junto. A la hora de servir, hay que acompañarlo con el huevo duro y poner un poco de salsa por encima de las alcachofas.

 

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR