El zumo de naranja natural, nada que ver con el envasado

Cuando vamos al supermercado, nos encontramos con una buena variedad de zumos envasados. Muchos de ellos están presentados en el popular brick, un recipiente metálico que permite que el líquido que contiene se conserve bien durante muchos meses. Anuncian zumos naturales, tanto de naranja como de otros frutos que pueden disfrutarse en casa. Como estos no tienen muchas garantías de ser zumos realmente expremidos de naranjas frescas, se ha creado una nueva variedad de estos zumos.

Estos se encuentran en los frigoríficos del supermercado, ya que presuntamente se trata de zumo “recién exprimido” y que tendrá todas sus características nutricionales intactas. Algunos, incluso llevan grumitos, lo que presuntamente garantiza su frescura.

El auténtico zumo de naranja solo se consigue exprimiendo las buenas naranjas del huerto de Castellón en casa

La realidad es otra, claro. Si bien estos zumos no son malos y desde luego tienen más zumo de naranja que los que no están refrigerados, no tienen nada que ver con el auténtico zumo de naranja que podemos conseguir de las naranjas recién recolectadas de los huertos de la provincia de Castellón.

El buen zumo de naranja ha de ser recién exprimido, con naranjas frescas y sobre todo, del terreno. No es por ningún motivo en concreto. Es porque las naranjas que se cultivan en la zona de Castellón y Valencia son, posiblemente, las mejores del mundo en cuanto a su sabor, características y propiedades. La mayoría proviene de huertos tradicionales, que aunque han adoptado métodos de cultivo más actuales y modernos, están al cargo de personas que han crecido dedicadas al cultivo de la naranja y conocen bien su trabajo.

El zumo de naranja no representa ningún problema a la hora de hacerlo. Hay que cortar las naranjas en dos, exprimiarlas con el exprimidor y verter el zumo en un vaso. Si se pasa por un tamiz se eliminarán los grumos, aunque cualquiera que guste del buen zumo de naranja lo hará también con esos pequeños residuos sólidos que le dan un sabor y una textura especial.

El zumo puede estar en la nevera durante varias horas, pero recuerda que es un producto natural, así que debe de ser consumido en un plazo corto. De todas maneras, ¿quién se resiste a tener una jarra de zumo de naranja en la nevera y no disfrutar de un vaso de vez en cuando? Imposible que dure mucho tiempo, ¿verdad?

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR