Receta de la limonada americana, un refresco ideal para el verano

Si has visto alguna película americana, seguro que te ha llamado la atención la afición que existe en disfrutar de un buen vaso de limonada. Los niños organizan pequeñas tiendas caseras en el jardín para sacarse un dinerillo para chuches vendiendo a sus vecinos y las amas de casa ofrecen un vaso cuando hay visitas.  Esta limonada, tan típica de Estados Unidos, es muy fácil de hacer, aunque tiene algo más de preparación de lo que podemos imaginar.

No se trata de exprimir unos limones y añadir agua con azúcar, sino que tiene un proceso que vamos a repasar. El resultado, te lo aseguro, vale mucho la pena y se puede disfrutar de manera muy agradable e intensa.

Receta de la limonada americana

Para hacer la limonada americana vamos a necesitar dos preparaciones, un sirope dulce y la limonada más “pura”.

Ingredientes para el sirope:

– 400  ml de agua

– 200 gramos de azúcar

– Corteza de lima y limón

Ingredientes para la limonada:

– 225 ml del sirope que hemos preparado

– 5 limones grandes

– 2 limas verdes

– 500 ml de agua

– Cubitos de hielo

Primero de todo vamos a preparar el sirope. Este se utiliza para no poner el azúcar directamente en la limonada. Si se hiciera así, al poco tiempo el azúcar quedaría en la parte inferior de la jarra y no endulzaría eficientemente la mezcla. El zumo de limón tambien quedaría separado del agua al poco tiempo, pero utilizando este jarabe, se evitan todos estos problemas y queda mucho mejor.

Primero se ha de llevar el agua a ebullición junto a las cortezas de limón y lima, añadiendo el azúcar poco a poco y removiendo. Esto se ha de hacer con fuego lento, dejando que se mezclen bien agua y azúcar. Se deja enfriar y quedará un jarabe denso, que no se habrá solidifacado del todo. Para la limonada se necesitará aproximadamente 225 ml del mismo, alrededor de la mitad de lo que se ha conseguido.

El jarabe se ha de colocar al fondo de una jarra con el base ancha, que es donde se servirá la limonada.

Para el zumo, se cortarán los limones y las limas por la mitad. Hay que quitar varias rodajas muy finas para adornar la jarra en el momento de servirlo. El zumo de los limones se ha de añadir al jarabe y completar la jarra con agua fría. Se remueve todo para mezclar bien y en cuanto esté bien mezclado se le añaden varios cubitos de hielo y las rodajas de limón.

Antes de servir, es mejor d para que se enfríe bien. De esta manera se consigue un refresco sano, original y muy sabroso, ideal para disfrutar en los calurosos días de verano.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR