Un desayuno saludable con zumo de naranja, lácteos y cerales

Dicen que la comida más importante del día es el desayuno y no podemos más que dar la razón a quien lo dice. Es la comida que activa el cuerpo y la mente tras el periodo de sueño, así que es importante que cubra las necesidades de proteínas, azúcares, fibra y vitaminas que necesita el organismo para rendir al máximo cada jornada, sea de trabajo o dedicada al ocio.

¿Qué debe contener un buen desayuno saludable, energético y potente? Pues los alimentos que nos ofrezcan la energía que necesitamos pero no aporten al organismo grasas ni excesivos azúcares, que pueden resultar contraproducentes. Un desayuno saludable y eficaz debe contener una ración de lácteos, que aportan vitaminas de los grupos A, B y D,  y ayudan a regenerar la flora intestinal; cereales, ricos en fibra y que aportan los hidratos de carbono necesarios para obtener energía durante todo el día y frutas, que contienen vitamina C, minerales y permiten hidratarse de manera rápida y correcta.

La fruta y los zumos de naranja son uno de los elementos que no deben faltar en un desayuno saludable

Las frutas se pueden tomar de muchas maneras diferentes. Puede ser un bol con fruta fresca, partida para poder disfrutarla poco a poco, una pieza completa o en forma de zumo. El zumo de naranja es uno de los preferidos para el desayuno. Es una fruta mediterránea, que tenemos a nuestro alcance y que nos permite disfrutar de un sabor intenso, fresco y revitalizante.

El zumo de naranja contiene poco azúcar, lo que ideal para personas que no deban consumir demasiado y ayuda al cuerpo a regular otras sustancias que provocan no pocos problemas. Su alto contenido en agua permite a los riñones que trabajen mejor, mientras que el resto de componentes que están en él ayudan a saciar el hambre y además, actuar en diversos puntos. Mejora la digestión, además del tránsito intestinal, ayuda a evitar el envecimiento de las células y contiene vitamina C, muy útil para reforzar el sistema inmunitario.

Y a todo esto, hay que añadir que es uno de los zumos más buenos, que más nos gusta y puede hacerse de forma natural de manera muy sencilla. Dependiendo de la época del año, hay varios tipos de naranjas que permiten disfrutar de un zumo agradable, saludable y sobre todo, muy sabroso.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR