Frutas de Primavera

La primavera es la estación del color, de las frutas delicadas que duran pocas semanas.

 

frutas de primavera naturverd

Poco a poco, se acaban los cítricos invernales (naranjas y mandarinas).   Pero podemos compensarlo con los fresones, porque son una de las frutas que contiene más vitamina C. Aparecen a finales del invierno y nos acompañarán durante toda la primavera.

Se pueden encontrar las primeras ciruelas, pero su mejor momento llegará más adelante. Hay ciruelas rojas, amarillas y claudias. Son una fuente importante de fibra reguladora del tránsito intestinal, también son ricas en potasio y contienen unos pigmentos (los antocianos) que tienen un alto poder antioxidante y antiséptico. Tendremos ciruelas durante esta estación y durante el verano.

Llegan los nísperos, de los que podremos disfrutar por poco tiempo, de abril a junio. Son especialmente ricos en potasio y provitamina A (indispensable para el mantenimiento de la vista y la piel).

Después, en mayo, aparecen los primeros albaricoques, que se mantendrán hasta el verano. Como los nísperos, son ricos en potasio y, por su color amarillo y naranja, sabemos que contienen carotenoides, que se convertirán en vitamina A.

Entre mayo i junio, llegan las cerezas, pero nos acompañarán poco tiempo, hasta mediados del verano. Es destacable el poder antioxidante de los pigmentos rojos de los frutos.

A finales de primavera, llegan los arándanos, que podremos comprar hasta diciembre. Es un fruto silvestre delicado, su forma es redonda y tiene el tamaño de una aceituna, de color rojo o morado, con un gusto un poco ácido. Es una fruta muy recomendable porque tiene muchas propiedades: es rica en fibra, potasio y vitamina C. Además, por su característico color rojo y morado, tal como pasa con las ciruelas y las cerezas, contiene unos pigmentos antioxidantes (los antocianos) que tienen poder antiséptico y, por ello, previenen las infecciones urinarias.

A finales de primavera, podemos encontrar en los mercados un avance de las frutas típicas del verano, como el melón, la sandía, las nectarinas y los primeros melocotones, que aún no estarán en su mejor momento.

Es recomendable aprovechar las frutas típicas de la primavera porque duran poco tiempo y tienen un alto contenido en vitaminas y minerales: fresas y fresones, ciruelas, nísperos, albaricoques, cerezas y arándanos.

Por Fundació Agrupació



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR